Es consonántica la llamada alternancia gramatical del germánico común, que consiste en el distinto resultado de una misma consonante, según el lugar del acento. Así, el alto medio alemán ofrece la siguiente alternancia: ferliesen-ferloren, kiesengekoren, friesen-gefroren, etc.


Lázaro, Fernando. 1974. Diccionario de términos filológicos. 3ra Edición, Madrid, Gredos.